Rehabilitación Posparto

PROCESO DE READAPTACIÓN A LA NORMALIDAD CON REHABILITACIÓN POST PARTO
Tras dar a luz el cuerpo de la mujer inicia un proceso de readaptación a la normalidad, sobre el que muchas madres no están suficientemente informadas. Durante el embarazo el organismo se ha alterado por completo para satisfacer las necesidades de desarrollo del feto, por lo que tras el nacimiento del bebé se inicia la llamada recuperación postparto. La rehabilitación post parto, puede ayudar a este proceso de recuperación que incluye muchos aspectos diferentes:

Advantage:

  • La devolución del útero y los músculos abdominales a su tamaño normal.
  • El restablecimiento del equilibrio hormonal.
  • La readaptación del sistema sanguíneo.
  • La recuperación del deseo sexual, etc.
  • cambios estructurales y posturales
  • Sobre esfuerzos y daños en estructuras pélvicas, abdominales, perineales, etc.

Todas las mujeres, independientemente del tipo de parto o cesárea que hayan tenido, deberían hacerse una valoración de su suelo pélvico por parte de un fisioterapeuta especializado, como se realiza en muchos países europeos a parte de las que ya realiza el ginecólogo, a partir de las 10-12 semanas tras el mismo. Esta valoración nos permite conocer, prevenir y/o tratar problemas futuros como la incontinencia urinaria, la caída de las vísceras pélvicas (vejiga, útero, recto), el dolor durante las relaciones sexuales etc.

PROCESO DE READAPTACIÓN A LA NORMALIDAD CON REHABILITACIÓN POST PARTO
Tras dar a luz el cuerpo de la mujer inicia un proceso de readaptación a la normalidad, sobre el que muchas madres no están suficientemente informadas. Durante el embarazo el organismo se ha alterado por completo para satisfacer las necesidades de desarrollo del feto, por lo que tras el nacimiento del bebé se inicia la llamada recuperación postparto. La rehabilitación post parto, puede ayudar a este proceso de recuperación que incluye muchos aspectos diferentes:

Advantage:

  • La devolución del útero y los músculos abdominales a su tamaño normal.
  • El restablecimiento del equilibrio hormonal.
  • La readaptación del sistema sanguíneo.
  • La recuperación del deseo sexual, etc.
  • cambios estructurales y posturales
  • Sobre esfuerzos y daños en estructuras pélvicas, abdominales, perineales, etc.

Todas las mujeres, independientemente del tipo de parto o cesárea que hayan tenido, deberían hacerse una valoración de su suelo pélvico por parte de un fisioterapeuta especializado, como se realiza en muchos países europeos a parte de las que ya realiza el ginecólogo, a partir de las 10-12 semanas tras el mismo. Esta valoración nos permite conocer, prevenir y/o tratar problemas futuros como la incontinencia urinaria, la caída de las vísceras pélvicas (vejiga, útero, recto), el dolor durante las relaciones sexuales etc.

Abrir chat